tribu

La importancia de hacer tribu

Por qué es tan importante hacer tribu?

Todas quienes somos madres sabemos lo duro que puede llegar a ser el hacerse cargo de un pequeño ser, o dos, o tres… sin el apoyo adecuado del entorno, sobre todo durante el puerperio, que es la etapa en que la mujer está pegada a su cría y son una sola, cada una fundida en la otra y donde danzan las sombras, a veces, de manera sostenida.

Una mujer que acaba de ser madre, más aún si es por primera vez, estará nerviosa, perdida, asustada y agotada. Es en esta etapa en la que se genera la base del vínculo con nuestra cría y cuando suelen presentarse más problemas en la lactancia. Hay quienes no dan teta debido a estas dificultades, entre muchos factores por falta de apoyo, hay quienes no desean hacerlo o quienes simplemente, aunque el porcentaje sea bajo, no pueden. Y esas mujeres están igual o más angustiadas.

En qué momento nos quedamos solas las mujeres?

En algún momento, cuando se empezaron a intervenir los procesos naturales, las mujeres empezamos a perder poder. Empezamos a confiar más en un tercero que en nosotras y la palabra de la “ciencia”, para muchos palabra divina, pesaba más que el sostén que pudiesen darnos en nuestro entorno. Se nos obligó a que si queremos incorporarnos al trabajo a la par del hombre tenemos que separarnos de nuestra cría a sus escasos 5 meses, en algunos países hasta menos. Se nos obligó a permanecer en el lugar de trabajo sin posibilidad de ir a atenderla y a encerrarnos en un baño 20 minutos para extraernos leche. En esta situación es casi obvio que la lactancia empezará a trastabillar y que una depresión post parto puede llegar galopante a instalarse en el escritorio. Este escenario fue perfecto para la arremetida de las leche de fórmula con las consecuencias que vemos hoy.

La cosa no es muy distinta para quienes se quedan en casa, pues la enorme mayoría de mujeres está sola todo el día, trabajando de manera permanente y sin posibilidad de algún descanso.

Entre mujeres empezó la competencia y la lucha por rendir, por tener éxito, por ser valorizada en un mundo machista y esto no nos ayudó, muy por el contrario, la tribu de mujeres empezó a diluirse.

La maternidad es un proceso que DEBE hacerse acompañada, las mujeres necesitamos muchísimo apoyo, contención y empatía que la pareja muchas veces no puede abarcar.

“Necesitamos mirarnos a los ojos, reflejarnos en la otra, ser espejo. Necesitamos conversar con nuestras ancestras, necesitamos resignificar historias de partos violentos y puerperios vacíos.”

tribuNecesitamos sentirnos sostenidas y amadas, dejar de sentirnos invisibles. Todo se transita mucho mejor así.

Con la tecnología y el boom de las redes sociales es mucho más fácil aislarse y perder contacto piel a piel con el entorno, aún cuando trabajemos fuera de casa. Si bien mantenerse en contacto directo es lo aconsejable en este proceso, es cierto que muchas madres se refugian en su cueva con lo que tienen a mano. Un celular. Y es por esto que ha surgido una enorme cantidad de grupos de contención y apoyo. A mí en lo personal me parece que es un recurso maravilloso, tomando en cuenta que es prácticamente inevitable desconectarse de la red. Muchas encuentran en este tipo de tribu, virtual, pero tribu al fin, un espacio de acogida para vivir su maternidad reciente de manera más armoniosa, amorosa y tranquila.

Poco a poco estamos volviendo a ser lo que la tierra nos pide a gritos que seamos, tribu. Las mujeres estamos despertando, estamos conscientizando nuestros procesos, estamos mamiferizandonos nuevamente y volviendo a tener el poder.

tribuLa tribu es colaborativa, es deber de todas cuidar de las crías, velar por el bienestar de la madre y el vínculo. Es necesario tomarse de la mano y continuar el camino…

“Somos mamíferas hambrientas de hacer tribu y honrar nuestras raíces” (Pía Ignacia Encina)

Viva la tribu!

 

Comunicadora, Asesora de Lactancia, Co-fundadora de la Red Nacional de Asesoras de Lactancia Chile, Acompañante post-parto, Facilitadora GALM, Mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *