crisis de crecimiento

Crisis de crecimiento en bebés amamantados

Una crisis de crecimiento puede definirse como una etapa en la que el bebé necesita más leche, y para producirla demanda más, pues como sabemos, la producción aumenta en medida que aumenta la demanda.

Estos brotes, o crisis de crecimiento, pueden ocurrir a cualquier edad  y el comportamiento puede variar de un bebé a otro, aunque hay patrones que suelen ser los habituales para reconocer si estamos o no atravesando una crisis.

Es importante informarse acerca de esto, de hecho, debiese ser información básica en un taller pre natal, yo misma asistí a uno que no consideraba esta información relevante, y cuando me sucedió (sin tener mayores conocimientos que ese taller), pensé lo mismo que la mayoría, que NO TENÍA LECHE. Esta suele ser una de las razones por las que más se reporta el abandono precoz de la lactancia o la introducción de fórmulas.

Nombraré las más habituales, con sus signos característicos, aunque insisto, pueden suceder en cualquier momento y con comportamientos diferentes.

Principales crisis de crecimiento

Entre los 15 y 20 días

El bebé que antes dormía plácido después de una toma, ahora se muestra nervioso, ansioso, enojado. Sólo se calma si tiene el pecho en la boca y puede pasar todo el día mamando o bien mamar a cada rato, literalmente, créanme. Y es lógico pensando que a mayor estimulación mayor producción, así que si tu bebé tiene este comportamiento, va bien de peso y está bien de salud tienes un bebé por completo normal. Suele durar pocos días.

Al mes y medio

Se repite lo anterior, pueden observarse también bebés que dan tirones, que se tensan, se arquean y se muestran frustrados (en esta o en todas las crisis), lo que suele atribuirse a cólicos o malestares. Se piensa que la leche varía su composición aumentando la cantidad de sodio, volviéndose ligeramente más salada, lo que también es pasajero.  Suele durar pocos días.

Estas dos crisis se transitan bastante bien si nos apoyamos en el porteo, que nos da la posibilidad de tener al bebé todo el tiempo al pecho sin dejar de vivir.

A los 3 meses

crisis de lactanciaEsta crisis de crecimiento es probablemente la peor de todas, pues es la más intensa y la de mayor duración, pudiendo llegar incluso a varias semanas. Es cuando suele abandonarse la lactancia o introducirse fórmulas, pues la madre interpreta que ya no tiene leche, pues coincide con que a los 3 meses aproximadamente la producción se regula más a la demanda, por lo que ya no tenemos los pechos “rebosantes” de leche, se ponen flácidos, dejan de gotear y a veces se achican.

El bebé se muestra poco interesado en el pecho, realiza tomas cortas (esto se debe a que se vuelve un experto mamando), llora mientras dura la toma (lo que es absolutamente normal, pues como el pecho ahora sólo produce lo que el bebé demanda, la leche debe esperar a “bajar”, lo que tarda unos pocos minutos y esto frustra al bebé, que antes tenía leche a borbotones), se distrae con facilidad, sólo mama “bien” cuando está dormido o a medio despertar (ocasión que debe aprovecharse al máximo para ofrecer el pecho).

Lo más recomendable en esta crisis en particular es amamantar en un ambiente tranquilo, sin ruidos y con luz tenue. Saber que lo que está pasando (y repito, si el peso y salud del bebé están bien), es absolutamente normal, mantener la calma porque madre nerviosa=bebé nervioso.

A los 2 años

A esta edad, y esto es casi infalible, los niños que aún amamantan, aunque coman otros alimentos normalmente, vuelven a mamar como si fueran bebés. Es normal pues pasan por una suerte de angustia de separación (angustia similar a la que ocurre a los 8 meses), se vuelven más independientes pero a su vez se reconocen un “otro”, ajeno a la madre, y esto les genera una enorme angustia. Y qué es lo que los tranquiliza?, adivinen…sí, la teta. Esta etapa puede durar varios meses y si estamos con la idea de iniciar un destete no es el mejor momento para hacerlo. Más vale esperar, si podemos, un ratito.

Estas que hemos repasado son las más habituales, pero suelen presentarse también a la semana de vida, a los 6 meses, a los 8 meses…y bueno, en cualquier momento!!, así que a armarse de paciencia, amor, y tranquilidad, que tenemos bebés normalísimos. Si a esto se le suma un pediatra informado y un padre apañador, muchísimo mejor!

Comunicadora, Asesora de Lactancia, Co-fundadora de la Red Nacional de Asesoras de Lactancia Chile, Acompañante post-parto, Facilitadora GALM, Mamá.

13 comentarios en “Crisis de crecimiento en bebés amamantados

  1. Cati dijo:

    Hola Paz!!
    Es una pena que esta información no se dé en los talleres para mamás embarazadas. A mí no me lo explicaron y lo pasé francamente mal. Menos mal que, como tú dices, si existe un padre apañador, todo resulta mucho más fácil. Y yo lo tuve. Nuestro hijo es muy muy intenso y con estas crisis todo se magnificaba mucho más. Con suerte llegamos a los 18 meses cuando decidió él solito que esta etapa había terminado.
    Gracias por compartir esta info.

  2. Nayadeth dijo:

    Gracias por la infirmacion. Mi pequeño tiene dos meses y hace dos semanas esta con una crisis dd crecimiento. Ahora entiendo tambien lo de mis pechos, pense que no tenia la leche suficiente para el. Ahora me siento mas tranquila. Gracias!!!!

  3. YAMILE dijo:

    Hola, mi bebita tiene un mes y un par de semanas y ayer y hoy se ha portado así, gracias a este tipo de blogs, páginas web, y lo que han colgado algunos buenos expertos en YouTube pude saber que era esto, las crisis de crecimiento, al principio la primera que le dio fue intensa, yo lloré porque no sabía que tenía, soy madre primeriza y a mi alrededor solo tengo una experiencia positiva de lactancia materna exclusiva, del resto nadie que conozca se apunta a esto. Volviendo a lo de la crisis de hoy, papa y mama se armaron de paciencia y por un rato empezamos a jugar con ella y así se agotó un poco, volvió a pedir pecho y se durmió.

  4. Katherine dijo:

    Muchas gracias por la información. Mi bebé tiene 20 días y hace dos que ha estado muy inquieta… ahora que leí esto quedo más tranquila. Gracias!

  5. Daisy dijo:

    Realmente lo que necesitaba estoy pasando junto con mi bebita la crisis de los 3 meses y me sentí tan frustrada pensando que se me estaba secando la leche. Lloré mucho pero al leer esta información es justo lo que me está pasando mi nena llora cuando toma mi leche en el día pero en la noche es como que nunca hubiese comido
    Gracias… Me he quedado tan tranquila… Es una excelente información

  6. Francesca dijo:

    El título es muy confuso, antes de leerlo pensé que el artículo tenía relación con el crecimiento del bebé y la lactancia. Por lo demás buena información.

  7. Patricia dijo:

    Muy bueno! Mi hijo tuvo la primera crisis y fue muy dura, casi le duró 1 mes completo, se ponía tenso, se arqueaba, no había manera de calmarlo, pero como dices fue pasajera. Ahora tiene 9 meses y sigue lactando pero sobre todo durante la noche. Gracias por compartir esta información para madres (algunas de nosotras inexpertas) a las que nos tranquliza leer este tipo de artículos 🙂

  8. María José pozo dijo:

    Que interesante muchas gracias por la información yo tengo un niño de 2 años que sólo quiere tomar teta , el problema es su crecimiento ya que siempre en sus controles me han dicho que sus medidas son menos1 .
    Gracias

  9. Vivi dijo:

    Super buena información! A mi hija le paso muchas veces… Y yo creía q ya no tenía leche, pero como me sentía horrible pensar en darle relleno o fórmula…. Apechuge hasta el final y nunca le quite el pecho y asi estuvimos hasta los 2 años :). Para las mamas…se puede!! Dar pecho es lo mejor. Un abrazo a todas 😘

  10. Carolina dijo:

    Hola paz en mi trabajo estamos implementando un lactarío, quiero saber cómo puedo contactarme con alguien para que valla y de charlas sobre lactancia materna, saludos

Responder a Carolina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *