alimentacion durante la lactancia

Alimentación durante la lactancia

Hoy hablaremos sobre un tema crucial, la alimentación durante la lactancia. Este es motivo de una de las principales consultas de las madres que están amamantando. Hay mucho mito respecto a esto y tengo mi visión particular.

Algunos sociólogos e historiadores, piensan que lo anterior puede ser inclusive una de las causas de la reducción de la lactancia en el siglo XX. En efecto, se creía que al no respetar esos tabúes y reglas, se corría el riesgo de que la leche materna se convirtiera en tóxica para el bebé. Teniendo en cuenta lo anterior, resulta entendible que las madres se hayan visto tentadas a no amamantar a sus hijos, confiadas en los profesionales de salud, quienes empezaron a mostrar un sustituto, aparentemente tan bueno como la leche materna y que no exigía el cumplimiento de esos tabúes y reglas.*

Y así se empezó a regar este conocimiento popular, transmitiéndose de persona a persona y de generación en generación.

Empecemos…Alimentación durante la lactancia:

Muchas madres piensan que durante la lactancia deben tomar ciertos brebajes para aumentar su producción de leche, o que deben beber agua en cantidades impracticables. Lo cierto es que, muchos de estos brebajes lejos de ser una ayuda están contraindicados (revisar Elactancia), por contener hierbas peligrosas. Hasta el momento, y digo hasta el momento, no hay ninguna infusión ni alimento que esté comprobado como galactogogo, sólo la succión del bebé, un correcto vaciado y lactancia a demanda. Por otra parte, las mujeres que lactan, al igual que el resto del mundo, debería tomar agua en base a lo que su cuerpo le pida. Es importante estar hidratada, pero no es necesario forzar la ingesta de líquidos, pues la leche se producirá igual.

Hay mujeres que refieren que tomando ciertas bebidas sienten que su leche sale a borbotones. Y es válido. Mientras no esté contraindicado daño no le hará.

Muchas otras aseguran que su bebé rechaza el pecho luego de la ingesta de algún alimento, esto puede deberse al cambio de sabor de la leche, se piensa que algunos alimentos como el ajo, la cebolla y algunos aliños le dan un sabor particular que no a todos los bebés les gusta, aunque lo habitual es que no tengan problema.

Otras refieren que el bebé se irrita cuando ingieren algún alimento en particular, sobre todo con los alimentos o bebidas flatulentas.  Desde la ciencia se sabe que el alimento fermenta en el intestino de la madre y eso le genera gases, para que este gas pase a la leche debe pasar primero a la sangre y esto es biológicamente imposible.

«Por la teta no sale gas»

Si el bebé presenta molestias es bueno descartar intolerancias o alergias alimentarias. Ahora bien, aunque esto esté descartado hay madres que siguen insistiendo en que su bebé se inquieta cuando ellas comen algo determinado. No me atrevo a ser tan categórica en que esto no es posible, más bien debido a la gran cantidad de madres que lo señalan, creo que hay bebés que son más sensibles a ciertas proteínas, aunque mi teoría tiene más que ver con el cómo nos enfrentamos a los alimentos a la hora de comer. No es raro observar que cuando comemos algo con desconfianza nos hace mal. Lo mismo con el bebé. Por eso insisto en la importancia de comer sin culpas y manteniendo una dieta sana y variada. Si aún así seguimos observando molestias en el bebé pues eliminamos ese alimento particular y ya, pero no privarse de nada a priori.

Luego, hay quienes dicen que la madre debe alimentarse sólo de cosas sanas y naturales por la calidad de su leche. Si bien hay variaciones en el tipo de grasa por la alimentación que lleva la madre, la leche sigue siendo de excelente calidad para el bebé. Ahora, las madres que amamantan sí debiesen alimentarse de manera sana, pero esto aplica a toda la población, sobre todo hoy en día que la obesidad, diabetes y colesterol alto están a la orden del día. Una dieta sana tendrá impacto en toda la familia a futuro. Tampoco hay que atiborrarse de comida. Se dice que se gastan aproximadamente unas 500 calorías al día al amamantar, si estas calorías provienen de alimentos saludables pues mucho mejor!. El estado nutricional de la madre debe ser muy malo para que se vea afectada la calidad de nuestra leche de manera importante.

Hay nutrientes esenciales como aminoácidos y lípidos que vienen de la dieta de la madre (el DHA por ejemplo), por esto es importante incluir en la dieta alimentos que lo contengan, como pescados. las dietas que debiesen estar prohibidas durante la lactancia son las que te hacen entrar en cetosis, como Latkins, detox sin azúcar o hidratos, o la Dukan sin frutas. Los cuerpos cetónicos pueden segregarse por la leche materna.

Alimentación durante la lactancia«Creo que todos, y en especial la madre nodriza, necesita alimentarse sano y variado, porque somos lo que comemos. Por tal razón,  el proceso en torno a la preparación de los alimentos debiera ser sagrado, bendiciendo y agradeciendo la preparación. Recordemos el componente emocional que existe en relación a las comidas: celebramos y pasamos penas comiendo, que importante entonces es que cada alimentación se desarrolle en un ambiente amoroso, libre de presiones y sobretodo, nutritivo para el cuerpo y alma.

En particular a la madre que amamanta le recomiendo:

Tener una alimentación variada, combinada de una manera tal que puedan aprovecharse todos los nutrientes, incorporando frutas, verduras, legumbres, semillas, frutos secos, carbohidratos y carnes según gustos y condiciones personales.

Agua a tolerancia.

Limitar ingesta de azúcares y harinas refinadas, básicamente para promover el autocuidado dado los índices de sobrepeso y obesidad existentes en la población chilena.

Idealmente comer fraccionado, evitando pasar muchas horas sin alimentarse, lo cual es difícil a veces para una mujer puérpera, sola y sin ayuda. En tal caso, sugiero a las familias activar sus redes de apoyo y organizarse para que la madre e hijo puedan estar fusionados en un ambiente sostenido y que garantice su alimentación.

Tener siempre disponibles snack saludables, pues la mujer que amamanta siempre tiene hambre.

Permitirse disfrutar de los antojos sin culpas. Ciertamente mientras eso no significa que la alimentación exclusiva sea en base a antojos sino de manera excepcional.

Siempre seguir el instinto  respecto de que si creen que ese alimento puede hacer mal al bebé.»

Ángeles Arenas Saavedra, enfermera-matrona de Conectaser

Cabe destacar que hay cosas que indudablemente no están permitidas, o deben ingerirse con moderación, como las drogas, el alcohol, algunas hierbas, cafeína o chocolate. Para ver cada uno en particular con sus respectivos efectos o reacciones, y recomendaciones según su nivel de riesgo, favor visitar la página mencionada más arriba (www.e-lactancia.org).

*Sheri Lyn Parpia Khan, Líder de Liga de La Leche en Italia y consultora de lactancia, fue publicado en New Beginnings en abril de 2004 y en Allaiter Aujourd’hui de septiembre de 2005

 

Comunicadora, Asesora de Lactancia, Co-fundadora de la Red Nacional de Asesoras de Lactancia Chile, Acompañante post-parto, Facilitadora GALM, Mamá.

15 comentarios en “Alimentación durante la lactancia

  1. Pilar dijo:

    Buenisimo! que mal que algunas matronas no se eduquen mas respecto a la lactancia, a mi me recomendaron no comer legumbres hasta los seis meses… Muero por unos garbanzos, probare y vere como reacciona mi bebe, a romper mitos!!!
    Gracias!!!

  2. Rocío dijo:

    No se puede comer chocolate durante la lactancia? Esto a propósito de lo que dice un poco más arriba la prohibición de algunos alimentos.. entre ellos el chocolate

  3. mymyleyba Ley dijo:

    Decidí romper mitos y esclavisarme a la voz y consejos de mi suegra definitivamente la tire de loca cuando quería atiborrarme de atole de masa con ajonjoli hasta hoy lo detesto nunca sentí que la teta se llenará de leche a no ser que se me pasara la hora de amamantar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *