agitación

Agitación del amamantamiento. Qué es?, cómo manejarla?

Agitación…te suena?…

Cuando ya atravesaste por las dificultades iniciales, ya estabas disfrutando tu lactancia y encima te formaste para apoyar a otras mujeres, es difícil pensar que algo más emergerá de las sombras para decirte: Hey!, estoy aquí y ahora y debes hacerte cargo. Leí respecto a esto, escuché historias de otras madres a quienes les ha ocurrido, pero ahora que lo experimento trataré de explicarlo desde mis sensaciones.

Qué es la agitación del amamantamiento?

Podría definirse como la necesidad imperiosa de dejar de amamantar al niño en ese mismoagitacion momento. Algunas madres lo describen como una corriente que les recorre todo, otras como una irritación, o sensación de tener que salir corriendo de ahí. Hay un rechazo hacia el niño inevitable, y esto viene cargado de culpas y sentimientos desagradables hacia una misma y hacia la propia cría.

A quiénes les sucede?

Un tercio de las embarazadas lo experimentan (algunas a mitad del embarazo, otras hacia el final), que están amamantando a otro hijo.

También madres que dan lactancia en tándem a dos niños y sienten este rechazo hacia el mayor, o madres que lactan a niños mayores a un año.

Esto es la generalidad y lo que se describe, no quiere decir que no suceda en otros momentos.

En qué momento sucede?

Puede suceder en cualquier momento, en cualquiera o todas las tomas, todos los días o de vez en cuando. Se ha observado que se presenta más en las noches y/o cuando la mujer está ovulando o menstruando.

Mi hija ya tiene 3 años y dos meses, ya toma con poca frecuencia, por lo general en las mañanas y en las noches para dormir. Hace unos meses empecé a sentir un desagrado que no puedo comparar con otra cosa, unas ganas de despegarme a mi hija del pecho incontrolables, sólo se me ocurre que pueda parecerse a una especie de fobia, sin el pánico de por medio. Es una sensación espantosa porque te cuestionas como madre, y te culpas por sentir rechazo por tu cría. Esto viene de la mano con un sentimiento de rabia o enojo, a veces hasta saltan lágrimas. Me sucede cuando lleva mamando mucho rato o cuando pide el pecho varias veces. Casi siempre de noche.

Me pasa también que es muy difícil ponerlo en palabras que suenen cuerdas para explicar a mi esposo el por qué de este rechazo visceral.

Esto en niños más mayores puede explicarse (aunque aún no se sabe qué exactamente lo provoca), porque a medida que crecen su agarre se vuelve deficiente, muchos sólo agarran la punta del pezón, y aunque ya no duele (a mí al menos), se vuelve bastante molesto.

También se cree que es una causa hormonal que nos susurra que el destete ha comenzado o debe comenzar, aunque a mí me hace más sentido pensar que haya en gran medida una causa emocional detrás,  no del todo, claro.

Pero si aún sintiendo todo esto no queremos que eso ocurra, qué podemos hacer para sobrellevarlo, o bien, sostenerlo hasta conseguir el destete?

Lo que a mí me ayuda es:

Respirar, centrar la atención en la entrada y la salida del aire.

Pensar en otra cosa.

Contar hasta diez, volver a contar hasta diez, y de nuevo.

Cuando nada de esto me resulta, quito el pecho y le explico a mi hija que ya no deseo darle más teta o que me incomoda y me duele. A veces le digo que la teta quiere descansar y dormirse hasta mañana, pero que puedo abrazarla y acariciarla hasta que se duerma.

Recomiendan hablar del tema con mujeres que hayan pasado esto, que pueden empatizar perfectamente sin mirarte como un bicho raro. Acortar las tomas problemáticas o suprimirlas.

Corregir la postura si fuese el caso de un niño que agarra mal el pecho. Yo le pido a mi hija que abra grande la boca y que meta el pecho más adentro. A veces la agitación desaparece, a veces no.

Probar cambiar de postura.

Para quienes practican meditación les será más sencillo poner la mente en calma y relajarse.

Si nada funciona lo ideal es comenzar con un destete respetuoso, agradecer por todo lo entregado y experimentado y continuar.

“Como la lactancia forma parte de nuestro ciclo sexual y reproductivo, es importante que es destete, en cuanto sea posible, se dé en condiciones respetuosas para ambos, íntimas, de entrega, entendimiento mutuo y consciencia de lo que implica el cierre de un proceso tan importante”

Si estás pasando por esto háblalo, pide ayuda, no estás sola en esto, somos muchas las mujeres que lo experimentamos.

Comunicadora, Asesora de Lactancia, Co-fundadora de la Red Nacional de Asesoras de Lactancia Chile, Acompañante post-parto, Facilitadora GALM, Mamá.

3 comentarios en “Agitación del amamantamiento. Qué es?, cómo manejarla?

  1. Paola dijo:

    Uf! comprendo perfecto, amamante a mi hijo mayor hasta los 3 años, de esos 3 años fueron 5 meses de tandem, cuando llego el hermanito pedia con la misma frecuencia que él, ahí figuraba yo con uno en cada pecho y si bien durante el embarazo anhele hacer tandem, cuando lo práctique fue otra cosa. Es horrible la sensación, si me lo hubiesen contado no lo creo.
    Tuve que destetar al mayor, honestamente no creo haber sido muy respetuosa y hasta el día de hoy me lo reprocho, pero esa sensación que me invadia, sumada a la necesidad de amamantar al mas pequeño me hacia actuar muy impulsivamente, me lo apartaba del pecho y me iba a otro lugar, casi escondida a amamantar al pequeño, luego volvia y le explicaba. Ahora en ocasiones me pide y yo le pongo la pechuga y se ríe, me dice “pero mamá zzzi ya no zzzoy un bebé” 🙂

  2. Maria dijo:

    Yo lo acabo de pasar, tengo un bebé de 2 meses, mi hija tiene dos años dos meses, la seguía amamantando durante el embarazo hasta los siete meses, me costó mucho trabajo destetarla, mi deseo también era hacer tandem, pero yo ya no toleraba la succión de mi hija, me alteraba y me daba mucha ansiedad, igual trataba de pensar e otra cosa, pero ya no podía más, eventualmente lo toleraba y le daba, pero decidí quitárselo porque eso mío de querer le dar cuando lo toleraba la iba a hacer sufrir cuando yo estuviera indispuesta, al grado ue pensé que cuando naciera mi hijo no iba a tolerar amamantarlo. Ella me vio darle el pecho a su hermano y lloró, me sentí muy mal, y ahn esporádicamente me dice con una sonrisa que quiere chi chi, pero poco a poco lo ha ido madurando.

  3. Carolina dijo:

    Hola! Yo estoy bastante angustiada, no quiero dejar de amamantar a la mayor ni ella quiere dejar de tomar pecho, ella tiene 2 años 4 meses, pero me pasa exactamente lo que dice más arriba, trato de pensar en otras cosas, ver el celular, cualquier cosa, corregir el agarre, antes me pasaba solo cuando amamantaba a los dos juntos, el menor tiene casi 7 meses, pero ahora es en cada toma, y si no se duerme no me suelta el pecho, si se lo quito porque se me hace desagradable, se pone a llorar y llorar. Mas encima, no quiere comer nada mas que no sea la teta en el desayuno, almuerzo, cena, y ya pase por eso y lo superamos, pero ahora es todos los días, uuf ya no doy más, sólo quería desahogarme. Continuaré con la lactancia igual, pero me gustaría saber que puedo ofrecer para que coma, porque vez que le ofrezco algo llora pidiendo la teta, cabe destacar que le estan saliendo las muelas de atrás. gracias por leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *